Dietética y obesidad

Recomendaciones para pacientes con obesidad

Para perder peso es fundamental hacer una dieta baja en calorías y para ello es necesario un cambio en tus hábitos alimentarios, para que en el futuro tu alimentación sea correcta y saludable.

Consejos a la hora de comer

  • No olvides que las grasas llenan menos que las proteínas o que los hidratos de carbono y tienen muchísimas más calorías
  • Intenta repartir tu alimentación en cinco comidas al día, recordando que el desayuno es muy importante
  • No comas deprisa
  • Las verduras y hortalizas son los alimentos más indicados para perder peso
  • Las hierbas y especias añaden sabor a la comida y no engordan
  • Come más pescado y aves y menos carnes rojas
  • Empieza las comidas con una sopa caliente, sin grasa. Te alimentará, comerás más despacio y te llenará.
  • Utiliza platos de postre para comer (a la vista la cantidad del plato será mayor)
  • Procura comer siempre en el mismo sitio (comedor, cocina, etc.) y no hacer otra actividad como leer, ver la TV, etc.
  • No te saltes las comidas porque después tendrás más hambre en la siguiente
  • Es conveniente que bebas una gran cantidad de agua también fuera de las comidas (6 a 8 vasos al día)
  • No utilices azúcar para endulzar de forma habitual, es preferible utilizar sacarina o aspartamo

Consejos a la hora de comprar

  • Nunca vayas a la compra sin haber comido antes o si tienes sensación de hambre, porque si lo haces comprarás alimentos innecesarios
  • Haz una lista de la compra y atente a ella
  • Procura no pasar por los pasillos donde están los alimentos que quieres evitar
  • Acostúmbrate a leer las etiquetas de los envases de los alimentos que compras, así conocerás el aporte nutricional y los tipos de nutrientes que contiene ese alimento

Consejos a la hora de cocinar

  • Procura que quien cocine lo haga con imaginación, elaborando recetas apetitosas con los alimentos permitidos
  • Si eres tú quien que cocina, planifica los menús
  • Nunca cocines más comida que la que necesites y así evitarás la tentación de comértela
  • Es fundamental limitar el uso de las grasas; hoy día, la grasa que empleamos principalmente es el aceite de oliva (piensa que es como usar tocino, engorda lo mismo o más que él, tanto en crudo como en caliente; aunque sea más cardiosaludable, es una grasa pura como el tocino, manteca etc.)
  • Es importante preparar siempre los platos de la forma más sencilla, la que requiera menos cantidad de aceite para su preparación: a la plancha, al vapor, al horno, al microondas.
  • Para guisar, usa 2 cucharadas de aceite de oliva (30 cc) por persona y día
  • Procura quitar la grasa visible de los alimentos antes de cocinarlos
  • Prepara platos sencillos, sin aliños, rebozados o salsas (a no ser que se modifiquen las salsas o los aliños para que tengan menos calorías o grasas)

Consejos a la hora de comer fuera de casa

  • No te dejes tentar por el «menú del día»
  • Evita los bufets libres y los restaurantes de comida rápida
  • Recuerda que no es necesario ni obligatorio que te comas todo lo que hay en el plato
  • Procura pedir las salsas del plato aparte
  • Selecciona las guarniciones
  • Evita las que hayan necesitado mucho aceite para su preparación, eligiendo las que se hayan cocinado a la plancha, al vapor, al horno, etc.

Consejos en cuanto a la actividad física

De la misma manera que los hábitos alimentarios son decisivos para perder peso, está demostrado que la actividad física es un elemento básico.

  • El ejercicio debe formar parte de tu vida
  • Cuando te mueves estimulas todo tu cuerpo y tonificas tu mente
  • La mejor forma para cambiar algunos de tus hábitos y emprender un nuevo estilo de vida es, simplemente negarte al sedentarismo
  • Para ponerse en marcha no es necesario que la actividad física sea un deporte: se trata simplemente de que nos mantenga activos
  • Lo más adecuado es empezar por una actividad que se adapte a tu estilo de vida (nada más sencillo, por ejemplo, que prescindir un poco del mando a distancia, utilizar menos los ascensores, salir a pasear a menudo, etc.)
  • Recuerda que la mejor actividad física es aquella que puedes incorporar a tu vida diaria y convertirla en un hábito
  • Todos los días deberás realizar algún tipo de actividad física, de forma regular durante una hora según tus posibilidades (caminar, nadar, montar en bicicleta, etc.)